Bereshit 1:32-34 (2:1-3) – Yom shabat: el día de reposo

https://bienvenidoalorigen.wordpress.com/2017/01/31/bereshit-comentario-capitulo2-bereshit-2-1-3yom-shabat-el-dia-de-reposo

BERESHIT 1:32-34 (2:1-3)
YOM SHABAT: EL DÍA DE REPOSO


Bereshit 1:32-34 (2:1-3) – Y fueron acabados los Cielos y la Tierra, y todo su ejército. Y Elohim acabó su obra, la que Él hizo, en el Día séptimo, y en el Día séptimo reposó de toda su obra, la que Él hizo. Y Elohim bendijo el Día séptimo, y lo santificó porque en él reposó de toda su obra, la que Elohim creó e hizo.


Este fragmento, en función de cómo se lea, puede presentar la siguiente pregunta: ¿qué día acabó Elohim toda su obra: el sexto o el séptimo Día?[1]

Según Bereshit 1:32 (2:1) parece que acabó después de asignar alimento a la humanidad y a los animales, pues dice: fueron acabados los Cielos y la Tierra, y todo su ejército. Pero según Bereshit 1:33 (2:2): Elohim acabó su obra, la que Él hizo, en el Día séptimo. Así que según un verso parece que fue el Día sexto, y según el verso siguiente parece que fue el Día séptimo. Ahora bien, si prestamos atención al 1:33 (2:2) veremos dos frases y, aunque se parecen mucho, en realidad son distintas y una de sus diferencias responde nuestra pregunta.

En la primera frase dice que: Elohim acabó su obra (…) en el Día séptimo, pero en la segunda dice que ese Día: reposó de toda su obra. Así que el reposo vino cuando toda la obra estaba terminada, y eso ocurrió el Día séptimo. De modo que el orden fue el siguiente:

  1. Elohim terminó los Cielos y la Tierra, y todo su ejército en el sexto Día. Pero aún le quedaba algo por hacer en el séptimo Día. Así que…
  2. Elohim bendijo y santificó el séptimo Día. Esto era lo que le quedaba por hacer; entonces sí, habiéndolo bendecido y santificado…
  3. Elohim reposó de toda su obra en el séptimo Día. De este modo, podemos aceptar lo que la revelación de יהוה dice, la duda desaparece y vemos reforzado lo que decíamos: el clímax de la creación no es la humanidad sino Elohim bendiciendo y santificando el séptimo Día y reposando después de hacerlo.

A este respecto es importante notar la relevancia de lo que Elohim hizo con este día, porque fue algo que no hizo con los demás, ni con ningún otro elemento creado y por tanto, fue totalmente único. Como hemos leído, por un lado Elohim bendijo el Día séptimo y por otro, lo santificó. Así que veamos estas dos acciones.

1. Elohim bendijo el séptimo día. Ya consideramos como, además de bendecir al Día séptimo, sólo bendijo a las criaturas acuáticas y volátiles y al género humano, Él no bendijo de forma directa nada más. Ahora, la diferencia de la bendición entre los seres vivos y el día séptimo es que conocemos el contenido de la bendición a los seres vivos: el don de la fecundidad, pero no sabemos con qué bendijo al Día séptimo, no aparecen sus palabras. Luego, al obviar este dato, el escritor inspirado centra toda nuestra atención, no en el contenido de la bendición, sino en el propio acto de Elohim al bendecir. De modo que podamos contemplarle actuando y bendiciendo, barak en hebreo, abundantemente el séptimo Día.

BARAK – H1288
ברך
Raíz primaria; arrodillarse; por implicación bendecir a Dios (como acto de adoración), y (viceversa) al hombre (como beneficio); también (por eufemismo) maldecir (a Dios, o al rey, como traición).
Puede traducirse por: arrodillarse, bendecir con abundancia, dar bendición, bienaventurado, blasfemar, loar, maldecir, dichoso, proferir, saludar.

2. Elohim santificó el séptimo día. No se nos dice más al respecto, simplemente sabemos que lo santificó. El verbo santificar en hebreo es cadásh, raíz de la palabra cadósh/sagrado o santo, y significa:

CADÁSH – H6942
קדש
Raíz primaria; ser (caus. hacer, pronunciar u observar cómo) limpio (ceremonial o moralmente).
Puede traducirse por: apartar, celebrar, consagrar, dedicar, preparar, prometer, purificar, santificar, santo, señalar.

De modo que Elohim bendijo y santificó al séptimo Día, con todo lo que implica: lo hizo limpio, lo apartó, lo consagró, lo dedicó, lo preparó, lo purificó, lo hizo santo y lo señaló. En un sentido יהוה lo hizo suyo porque fue el Día en el que el Creador de los Cielos y de la Tierra, reposó.

Otro dato a tener en cuenta es que de los siete períodos creativos, el único que tiene nombre propio es el séptimo Día. En honor al reposo de Elohim se le llama Reposo o shabat en hebreo. El significado de esta palabra es el siguiente:

SHABAT – H7673
שבת
Raíz primaria; reposar, i.e. desistir del ejercicio; usado en muchas relaciones impl. (caus., figurativamente o especialmente).
Puede traducirse por: acabar, callar, hacer cesar, consumir, dejar, descansar, destruir, exterminar, faltar, fin, guardar (el día de reposo), parar, poner, quieto, quitar, reposar, reposo.

Así que los días de la semana según las Escrituras[2] son:

DÍAS DE LA SEMANA SEGÚN LAS ESCRITURAS

1 REPOSO

Y para terminar, simplemente aclarar que en estos versos no se registra ningún mandato, explícito ni implícito, para la humanidad tocante al día de reposo. Creo que la humanidad, en concreto el varón y la varona de Bereshit 2, vivía continuamente en el reposo de יהוה, por tanto no existía la necesidad de un día concreto para el reposo. Lo que sí señala en todo momento y de manera exclusiva, es una acción divina, algo que Elohim hace. Sin embargo, tampoco debemos olvidar que esa acción sí es la razón del cuarto mandamiento del decálogo y de textos posteriores (Shemot/Éxodo 20:11; 31:17). Entonces, por cuanto יהוה reposó, también nosotros, los que somos su pueblo, debemos guardar este día hasta su venida, cuando entraremos de forma absoluta y definitiva en su reposo (Yeshayah/Isaías 56:1-7; 58:13-14).

¡Gracias sean dadas a יהוה por su bendito Hijo, nuestro Mesías! ¡Por su sangre entraremos al reposo que nos aguarda! [3]

Bienvenido al origen.


[1] Algunas traducciones y versiones bíblicas a las que respetamos y tenemos en alta consideración, traducen este verso de manera que se entienda explícitamente que Elohim acabó en el sexto Día y descansó en el séptimo. Pero aunque estas traducciones resuelven el problema planteado arriba, no son fieles al texto hebreo. En hebreo la palabra sexto es ששי, mientras que la palabra séptimo es שביעי. Como se puede apreciar a continuación sexto no aparece en todo el fragmento, mientras que la palabra séptimo sí y además aparece en 3 ocasiones, no creemos que sea casualidad.

Bereshit 1:32-34 (2:1-3)

ויכלו השמים והארץ וכל־צבאם׃ ויכל אלהים ביום השביעי מלאכתו אשר עשה וישבת ביום השביעי מכל־מלאכתו אשר עשה׃ ויברך אלהים את־יום השביעי ויקדש אתו כי בו שבת מכל־מלאכתו אשר־ברא אלהים לעשות׃ פ

[2] Esto dista mucho de la semana en occidente; ésta se cuenta de modo distinto y los nombres de sus días tienen su origen en los dioses greco-romanos (ídolos paganos). En aquella época el orden de los días era Sol, Luna, Ares, Hermes, Zeus, Afrodita, y Cronos, denominados según los cuerpos celestes que presidían las primeras horas de cada día, según la astrología helenística, esto es: Sol (Domingo = Sunday/Día del Sol), Luna (Lunes), Marte (Martes), Mercurio (Miércoles), Júpiter (Jueves), Venus (Viernes), Saturno (Sábado). Como se puede apreciar, nada tiene que ver esta semana con la presentada por las Escrituras.

[3] Para obtener una perspectiva bíblica sobre el día de reposo recomendamos realizar nuestro estudio inductivo al respecto. Más información en: bienvenidoalorigen@gmail.com

Anuncios

8 pensamientos en “Bereshit 1:32-34 (2:1-3) – Yom shabat: el día de reposo

  1. Un detalle importantísimo. Actualmente el pueblo judío y el mundo en general utilizan un calendario gregoriano. Es mentira que el pueblo judío no lo haga, pues un rabino judío se encargó de sincronizarlos. Ahora, si somos objetivos, debemos aceptar que en época de Adán NI SIQUIERA HABIA NOMBRE PARA LOS DIAS; por lo que el shabat solo se determinaba contando.
    Aunque en el resto del mundo fuese domingo o lunes o martes, para Adonai solo bastaba contar seis días… Y el séptimo, cualesquiera que fuese en el mundo; ya fuese domingo, lunes o martes etc. Era shabat.

    El mandamiento no debe basarse en sábado. Eso es pagano, sino en un conteo de seis dias, para que al final sea shabat.

    Así es exactamente el mandamiento.

    Me gusta

    • Shalom Jesús Serrano. Gracias por tu participación en nuestro blog. Siempre agradecemos vuestros comentarios aunque no estemos de acuerdo, como es el caso. Creemos que el día de reposo es el sábado. Aunque quizá haya oportunidad en futuras entradas de ir viéndolo y de ir viendo también la dinámica y razón del mandato. Pero de nuevo gracias Jesús. Una última cosa, nos gustaría saber las fuentes en las que te basaste, ¿serías tan amable de pasárnoslas? Gracias Jesús. Shalom.

      Me gusta

  2. Shalom,
    Soy neófito en la exacta interpretación del Sabbath es decir del día que debo de tomar para llevarlo acabo, me queda claro que cuando Elohim término su obra no había quien interpretará el tiempo y sobre todo la definición de los días y mucho menos de los meses, por que en el Genesis nunca se menciona alguna referencia de tiempo solo un adjetivo para separar los ciclos llamados Días. De la duración de los ciclos nunca se menciona y es ahí donde esta el dilema de la interpretación del concepto del tiempo, me es claro que la modificación de los conceptos por el dominio Romano que prevalecía en la venida de mi señor imperaba su concepción del tiempo que todos sabemos que por su politeísmo nada tiene que ver con el Eterno. Pienso que el Sabbath es del alma de cada siervo del padre y no la obligación de un día que se adjudicó por sumisión cultural. Se que puede ser vago el comentario sin embargo es algo que salio de mi ser el mencionar.

    Me gusta

    • Shalom Víctor. Gracias por tu comentario. Conocemos esta postura y aunque en el comentario no exponemos al respecto, creemos que el día de reposo es desde el viernes al anochecer hasta el sábado al anochecer. YHWH te bendiga.

      Me gusta

  3. SHALOM, el hombre siempre anda buscando crearse un D–S que se adapte su manera,en su arrogancia busca tecnicismos y justificaciones,si existio un hombre que todo lo quizo reformar y perdio la vida incluso por eso,ese hombre fue YESHUA mas EL con el SHABAT fue respetuoso y lo CUMPLIO sin criticar y reformar,sobretodo el hombre occidental falto de EMUNAH y del VERDADERO CONOCIMIENTO de las cosa de EL ETERNO ellos todo lo adversan y descalifican,el SHABAT es el dia de REPOSO y PUNTO.

    Me gusta

  4. Pingback: Bereshit 1:28-31 – La bendición y el mandato de יהוה | Bereshit | בראשית

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s