Bereshit 2:13-14 (2:16-17) – Los dos árboles: dos maneras de gobernar

https://bienvenidoalorigen.wordpress.com/2017/09/20/bereshit-comentario-capitulo2-bereshit-2-16-17-los-dos-arboles-dos-maneras-de-gobernar

BERESHIT 2:13-14 (2:16-17)
LOS DOS ÁRBOLES: DOS MANERAS DE GOBERNAR


Bereshit 2:13-14 (2:16-17) – Y יהוה Elohim mandó sobre el hombre, diciendo: “—De todo árbol del huerto comer comerás; pero del árbol del conocimiento bueno y malo no comerás de él; porque en el día que tú comas de él morir morirás.”


En el post anterior nos preguntábamos ¿qué reino está representado en cada uno de los dos árboles? La forma más sencilla de responder es viendo primero el árbol de la vida, ya que el del conocimiento bueno y malo quedará definido por oposición, puesto que son contrarios el uno del otro.

 

EL ÁRBOL DE LA VIDA

Para entender lo que el árbol de la vida simboliza hay que partir de su fruto, de aquello que produce. Sabemos, tanto por el nombre del árbol, como por la referencia de Bereshit 3:22 que este árbol produce vida eterna. Siendo así, sólo tenemos que buscar qué otros elementos producen esta clase de vida según las Escrituras. A continuación presentamos dos, el primero es la Torah, la instrucción de יהוה para nuestro bien, y el segundo es el Mesías y su obra redentora.

La Torah

Tal y como ya vimos, según Devarim/Deuteronomio 32:45 la vida está en la obediencia a la palabra de יהוה; también consideramos que en Mishlei/Proverbios 3:18 se enseña que la sabiduría es árbol de vida, la cual es el principio del temor a יהוה (Tehillim/Salmos 111:1; Mishlei/Proverbios 1:7). Así que, obedecer la instrucción de יהוה produce vida, pues tal y como citó Jesús, el hombre vive de la palabra de יהוה (Mateo 4:4; Devarim/Deuteronomio 8:3).

El Mesías y su obra redentora

En el libro de Apocalipsis reaparece el árbol de la vida en la nueva Jerusalén, con abundancia de fruto y dones de sanidad (Apocalipsis 2:7; 22:2, 14). La palabra árbol en griego es xúlon, y sus posibles traducciones son muy interesantes:

XÚLON – G3586
ξύλον
Otra forma de la base de G3582; madera (como combustible o material); por implicación vara, garrote o árbol u otro artículo o substancia de madera.
Puede traducirse por: madera, madero, árbol, cepo, palo.

Si tomamos la acepción de madero, la relación entre el árbol de la vida y la muerte del Mesías se establece muy fácilmente, ya que el Mesías fue colgado en un madero (Hechos 5:30; 10:39; 13:29; Gálatas 3:13; 1 Pedro 2:24), xúlon en griego, la misma palabra que se usa para referirse al árbol de la vida.

Además, si consideramos el significado de la palabra hebrea que se traduce por vida, árbol de vida, hai, veremos que su raíz, haiah, también tiene relación con el Mesías, puesto que también puede significar revivir o resucitar.

HAIAH – H2421
חיה
Raíz primaria [compárese con H2331, H2421]; vivir, sea literalmente o figurativamente; causativo revivir.
Puede traducirse por: avivar, conservar, criar, dar, dejar, guardar, infundir, ir, mantener, otorgar, preservar, quedar, reanimar, resucitar, revivir, salvar, sanar, vida, vivificar, vivir, vivo.

Por tanto, la obra redentora del Mesías, también está presente en el árbol de vida.[1]

Así que, por un lado tenemos la Torah, y por otro al Mesías. Pero, ¿cómo unimos estos dos elementos para conformar el reino simbolizado por el árbol de la vida? En el libro de Devarim/Deuteronomio encontramos la respuesta:


“Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a יהוה su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra; para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel.” (Devarim/Deuteronomio 17:18-20, RV1960).


El rey tenía que gobernar conforme a la palabra de יהוה, luego el Mesías, en tanto que rey, debe reinar de igual modo. De hecho, fue por su obediencia a la Torah que fue colgado en un madero y resucitado al tercer día conforme a las Escrituras. Así que, tal y como estamos viendo, el árbol de vida es un símbolo del reino de יהוה, un gobierno basado en la Torah y el Mesías.

EL ÁRBOL DEL CONOCIMIENTO BUENO Y MALO

Tal y como adelantábamos, el árbol del conocimiento queda definido por oposición, y representa todo lo contrario al reino de יהוה. Así pues, es un símbolo del reino del hombre, un reino humanista e independiente de יהוה, en el que la humanidad pretende sustituirle, juzgando lo que está bien y lo que está mal conforme a su propio criterio.

Este reino tuvo lugar en el huerto de Eden, en Babel, en Egipto, y se ha ido dando continuamente, a lo largo de la historia; de hecho, cada vez que cualquiera de nosotros hace las cosas a su manera, en lugar de a la manera de יהוה, de nuevo estamos comiendo del árbol del conocimiento bueno y malo, y aunque éste también sea un árbol delicioso, y tentador tomar de él para alcanzar sabiduría, no olvidemos que ésta manera de gobernar produce muerte, y recordemos que la verdadera sabiduría no se alcanza comiendo de su fruto, sino temiendo a יהוה todos los días de nuestras vidas, ese es el principio de la verdadera sabiduría (Tehillim/Salmos 111:10; Mishlei/Proverbios 1:7; 9:10).

DOS MANERAS DE GOBERNAR

La historia de la humanidad es la historia del hombre y su relación con estos dos árboles, con estos dos reinos. El pueblo de יהוה siempre ha tenido que escoger entre ellos (Devarim/Deuteronomio; Yirmeyah/Jeremías 21:8); las tentaciones de Jesús en el desierto también tuvieron que ver con ellos;[2] están presentes en todos los estamentos de la sociedad (Efesios o Colosenses). Son dos reinos completamente opuestos, pero יהוה los pone ante nosotros para qué decidamos de cuál nos vamos a alimentar, de cuál nos vamos a proveer. Así que la pregunta para nosotros es: ¿de qué árbol nos estamos alimentando, nutriendo, proveyendo? La Palabra de יהוה debe ser nuestro alimento, debemos nutrirnos del ejemplo del Mesías. Jesús en el pozo de la samaritana dijo: tengo una comida que comer que vosotros no sabéis. Mi comida es hacer la voluntad del que me envió. Que esa sea también nuestra comida, nuestro alimento, el pan nuestro de cada día. Obedecer la voluntad del Padre. Del mismo modo que el árbol de la vida, la obra del Mesías, estaba en medio del huerto, el santuario de יהוה, así también debe estar en medio de nuestras vidas, templo de su espíritu.

EL PRIMER ADAM Y LOS DOS ÁRBOLES

OFICIOS REY Y SACERDOTE
Sojuzgar, y labrar y guardar el huerto
CÓMO EJERCERLOS AUTO-GOBIERNO
Árbol del conocimiento
GOBIERNO DE יהוה
Árbol de la vida
RESULTADO MUERTE VIDA

Bienvenido al origen.


[1] A esto podemos añadir que él mismo afirmó ser la resurrección y la vida (Juan 8:52; 11:25).

[2] Las tentaciones de Jesús tratan precisamente de cómo llevar a cabo su papel mesiánico, es decir, las tentaciones versaron sobre cómo iba a reinar; esto es lo mismo que tuvo que decidir el primer Adam en el huerto, y allí donde él fracasó, el Mesías venció.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s