Bereshit 2:18 (2:21) – El letargo del Mesías

https://bienvenidoalorigen.wordpress.com/2018/01/14/bereshit-comentario-capitulo2-bereshit-2-21-el-letargo-del-mesias

BERESHIT 2:18 (2:21)
EL LETARGO DEL MESÍAS


Bereshit 2:18 (2:21)יהוה Elohim hizo caer un letargo sobre el hombre, y durmió…


Al abordar este verso de forma literal, solemos pensar en יהוה como si de un cirujano se tratara, que aplica anestesia en sus pacientes, antes de la intervención; de manera que el hombre no sintiese ningún dolor durante la extracción. Sin embargo, puesto que estamos interpretando el fragmento desde lo simbólico y tipológico, debemos dejar a un lado estas imágenes y pensar en las realidades que aquí se están anticipando. Para ello es muy útil conocer el significado en hebreo de la palabra letargo.

Aunque algunas traducciones usan dos palabras para referirse a lo que יהוה hizo caer sobre el hombre,[1] en hebreo se usa una sola palabra y es tardemah.

TARDEMAH – H8639
תרדמה
De H7290; letargo o (por implicación) trance.
Puede traducirse por: sueño profundo.

Tardemah aparece en otros textos de las Escrituras y considerar los más relevantes, nos ayudará a entender que es lo que ocurre cuando se produce este fenómeno.

En Bereshit 15, el pacto de יהוה con AbRaham, יהוה le dice que le traiga determinados animales, y una vez dispuestos, leemos que ocurre lo siguiente:


“Y sucedió que el sol iba a ponerse y cayó sobre AbRam un letargo, y… ¡Mira! ¡Cayó sobre él una temible oscuridad grande!” (Bereshit 15:12).


Aún no era de noche, estaba a punto de empezar a atardecer, sin embargo, un letargo (sueño profundo según algunas traducciones) cayó sobre AbRam y, acto seguido, como si fuese a la par que el letargo, una temible oscuridad grande, o como también podría traducirse, una temible miseria cayó sobre él. De tal manera que AbRam, en este pasaje, no es como un niño pequeño que tiene miedo a la oscuridad, sino que algo mucho más intenso es lo que le ocurre, y los siguientes pasajes del libro de Iyov/Job nos iluminan al respecto:


En pensamientos de visiones nocturnas, cuando el sueño profundo (tardemah) se adueña de los hombres, un terror se apoderó de mí, y temblando, todos mis huesos se estremecieron: un espíritu pasa ante mi rostro, que eriza el pelo de mi carne. Se detiene, pero no puedo distinguir su semblante: una apariencia está delante de mis ojos, hay silencio… y oigo una voz: ¿Será el mortal más justo que Eloah? ¿El hombre, más puro que su Hacedor?” (Iyov/Job 4:13-17, BTX4. Énfasis añadido).

“Aunque Elohim habla de una manera, y aun de dos, pero nadie lo percibe: en sueño, en visión nocturna, cuando el sopor (tardemah) cae sobre los hombres, mientras dormitan en el lecho, Él abre el oído de los hombres, y los amonesta secretamente, para apartar al hombre de su mala obra, y destruir del varón la soberbia, para librar su alma del sepulcro, y su vida de que perezca a cuchillo.” (Iyov/Job 33:14-18, BTX4. Énfasis añadido).


En ambos textos se nos habla del mismo fenómeno: יהוה manda un letargo sobre alguien y la finalidad del mismo es humillar a la persona sobre la que cae, y esto es lo que le ocurrió a AbRam y también, por supuesto, al varón en Bereshit 2; éste fue humillado, y creemos que lo fue hasta el punto de la muerte misma, ya que la palabra usada en hebreo para referirse a que el hombre durmió, como efecto del letargo, en su sentido figurado significa morir. Además en las Escrituras se hace referencia a quienes están muertos como “los que duermen” (1 Corintios 11:29-30).

Con estos elementos, la humillación del varón hasta la muerte, podemos empezar a ver de una forma maravillosa, la tipología mesiánica existente en este relato. Pues del mismo modo que יהוה hizo caer un letargo sobre el varón, lo humilló, y éste durmió el sueño de la muerte misma, así también יהוה quiso sujetar a padecimientos al Mesías, hasta la muerte misma, y él mismo se humilló y se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz (Filipenses 2:5-11). Bendito sea nuestro יהוה y Padre por esta gracia que nos concedió, pues es precisamente por esto que podemos entrar en el Nuevo Pacto establecido en la sangre del Mesías.

Bienvenido al origen.


[1] La mayoría de traducciones suelen traducir la palabra hebrea “tardemah” (letargo) por “sueño profundo” o también “éxtasis”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s