Bereshit 4:4-5 – Cayín/Caín y Hébel/Abel: respondiendo a dos objeciones

https://bienvenidoalorigen.wordpress.com/2018/07/05/bereshit-comentario-capitulo4-bereshit-4-4-5-cain-y-abel-respondiendo-a-dos-objeciones

BERESHIT 4:4-5
CAYÍN/CAÍN Y HÉBEL/ABEL: RESPONDIENDO A DOS OBJECIONES


Bereshit 4b-5a – Y יהוה miró a Hébel y a su ofrenda; y no miró a Cayín y a su ofrenda.


Llegados a este punto y dando por válido todo cuanto se hemos planteado hasta aquí, surgen las dos objeciones siguientes:

  1. ¿Cómo podían saber Cayín/Caín y Hébel/Abel que tenían que derramar sangre para ser aceptos ante יהוה?
  2. ¿Cómo Cayín/Caín, siendo agricultor y no teniendo ovejas, podía ofrecer un cordero?

Vamos con la primera, la que trata del conocimiento ritual de Cayín/Caín y Hébel/Abel. Como hemos dicho, estas fueron ofrendas voluntarias, יהוה no les pidió nada y, por tanto, no les dictó normas rituales al respecto. Sin embargo, estos dos hermanos conocerían con toda probabilidad la historia de sus padres. En algún momento, Adán y Havah/Eva les hablarían del huerto de Eden, de los dos árboles, de la serpiente, del pecado y sus consecuencias, y de cómo fueron expulsados; seguramente tampoco olvidarían mencionar esas túnicas de pieles que ahora vestían y cómo יהוה las hizo (Bereshit 3:21), pues ese día, Adán y Havah/Eva aprendieron que para que יהוה cubra o proteja al hombre, para que le pueda ser propicio, es necesario el derramamiento de sangre de un inocente.[1]

Ahora, ¿era esto algo que Cayín/Caín y Hébel/Abel sabían? Así es, nos lo dice la propia Escritura. Veamos, sabemos por Hebreos 11 que Hébel/Abel ofreció una mejor ofrenda por la fe (Hebreos 11:4), y según Romanos 10:17, la fe viene por el oír la Palabra, luego, si Hébel/Abel tuvo fe, significa que antes oyó la Palabra, y tal y como estamos considerando, ¿cuál es la Palabra que tuvo que oír? La de sus padres contándole el obrar de יהוה al vestirles con túnicas; Hébel/Abel les creyó sin haberlo visto y por tanto, tuvo también la certeza que al ofrecer él una ofrenda con derramamiento de sangre, יהוה le sería propicio.

Pero las palabras de Adán y Havah/Eva también llegaron a Cayín/Caín, sin embargo, no las creyó, y aun así trajo su ofrenda esperando que יהוה lo bendijera; pensó que quizá una ofrenda buena, tanto en cantidad como en calidad, podía bastar para adquirir el favor divino, sin importar ni la Palabra, ni el obrar de יהוה, no por ello exento de dudas.

Vamos ahora con la segunda objeción, pues aún se hace más necesario resolverla, ya que Cayín/Caín era labrador del terreno y no tenía ovejas, pero sin embargo, era la única ofrenda que יהוה iba a aceptar en este caso, entonces ¿cómo se supone que tenía que hacerlo? Veamos, es cierto que él era agricultor y que no tenía ganado, al menos el texto no indica que así fuera, pero ¿quién si tenía ovejas? Su hermano Hébel/Abel. Siendo así, ¿qué pudo haber hecho Cayín/Caín para obtener un cordero? Sencillo, sólo tenía que acudir a su hermano y pedírselo:  “—Hébel/Abel me falta una ofrenda agradable a Dios, no la tengo, pero tú si la tienes y necesito que tú me proveas de cordero.”

Qué palabras tan familiares ¿verdad? Pero, ¿realmente era así de fácil? ¿Sólo bastaba con decir algo parecido? No para Cayín/Caín. Reconocer su carencia y la necesidad que tenía de su hermano no era cosa liviana, al fin y al cabo ¿quién era el adquirido? ¿Sobre quién pesaba una expectativa mesiánica? ¿Quién era el primogénito, el hijo que había continuado con el oficio del padre? Mientras que Hébel/Abel… ¿quién era él? ¿Vanidad? Así que Cayín/Caín, además de ser incrédulo y avaricioso, lamentablemente también fue altivo, ya que como veremos, en las palabras que יהוה dirigió a Cayín/Caín está implícita la idea de esta petición que no quiso hacerle a su hermano. Definitivamente, יהוה quería que Cayín/Caín le pidiera un cordero a su hermano, lo necesitaba, ambos lo necesitaban, y de haberlo hecho, la historia hubiese sido muy distinta.

Bienvenido al origen.


[1] A menos que יהוה hiciera aparecer dos túnicas en ese instante, poder tiene para haberlo hecho, sin duda, al menos un animal tuvo que morir para cubrirles. Nos gusta pensar que fue un cordero por la tipología que se puede establecer, pero reconocemos que el texto no especifica qué tipo de animal fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s