Bereshit 1:5 – La luz de los siete días

comentario-bereshit-genesis-1-5-la-luz-de-los-siete-dias-bienvenidoalorigen

LA LUZ DE LOS SIETE DÍAS

En Génesis 1:1-2:3 se narra una sucesión de días que conforman lo que en muchas culturas se ha conocido y se conoce como semana. Mucho se ha discutido sobre sí fueron días de 24 horas o períodos de tiempo de miles de años. Sin embargo, mi interés no está ni en una interpretación literal ni en una conciliadora con la ciencia; antes bien, voy a enfocarme en la dimensión profética, puesto que es ahí donde encuentro el verdadero mensaje del relato de la creación, especialmente en lo tocante a la luz de los siete días.

La palabra día, “yom” en hebreo, aparece por primera vez en Génesis 1:5. Dice así:


Bereshit (Génesis 1:5) – «Y llamó Dios a la luz Día…»


Tal y como se puede leer, la palabra día es el nombre que Dios le dio a la luz. Luego, decir día equivale a decir luz, ya que es así como Dios llamó a la luz. Por tanto, cuando en los siguientes versos leemos “día uno”, “día segundo”, “día tercero”… Lo que estamos leyendo es una luz, segunda luz, tercera luz… y así consecutivamente hasta la séptima luz o séptimo día.

En Isaías 30:26 el profeta habla de esta luz, como la luz de los siete días.


«Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de los siete días, en el día que soldará YHVH la quebradura de su pueblo, y la llaga de su herida curará.»


Ese día cuya luz equivale a la luz de siete días es el día en el que YHVH curará a su pueblo. Es decir, es el día de la restauración de Israel. Génesis 1:1-2-3 comienza con una tierra desolada y vacía, “tohu vabohu” en hebreo, y termina con el shabbat de Dios. Curiosamente, la expresión “tohu vabohu” se encuentra en Jeremías 4:23 cuyo contexto es la profecía de la destrucción de Jerusalén a manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia. Por tanto, la semana de la creación va desde el “tohu vabohu” hasta el shabbat, o dicho de otro modo, desde el exilio de Babilonia hasta el regreso a la tierra prometida con YHVH como Rey, ya que el día que Él reine será el día en que Su pueblo será restaurado, será el día en el que la luz del sol será como la luz de los siete días.

Bienvenido al origen.