Bereshit capítulo 19

19:1 Y llegaron dos de los mensajeros a Sedom al atardecer, y Lot estaba sentado en la puerta de Sedom. Y Lot vio, y se levantó a recibirlos, e inclinó su rostro a la tierra, 2 y dijo: “— ¡Mira! Ahora, adonai, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo, y pernoctad y lavad vuestros pies, y os levantaréis, y os marcharéis por vuestro camino. Y dijeron: “—No, sino que pernoctaremos en la calle.” 3 Y porfió mucho con ellos, y fueron con él y entraron en su casa, y les preparó un banquete, y coció panes sin levadura, y comieron. 4 Y antes de acostarse, los hombres de la ciudad, los hombres de Sedom, rodearon la casa, desde el muchacho hasta el anciano, todo el pueblo, hasta el último. 5 Y llamaron a Lot, y le dijeron: “— ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos a nosotros y los conoceremos. 6 Y Lot salió a ellos a la entrada, y cerró la puerta tras él. 7 Y dijo: “—Hermanos míos, os ruego que no hagáis este mal. 8 ¡Mirad! Os ruego, tengo dos hijas que no han conocido varón. Las haré salir a vosotros, y haced con ellas lo bueno a vuestros ojos, pero os ruego que no hagáis nada de lo que habéis dicho a estos hombres, porque vinieron bajo la sombra de mi tejado.” 9 Y dijeron: “—Quita allá.” Y dijeron: “—Este vino para habitar, ¿y juzgar, juzgará? Ahora te haremos más mal que a ellos.” Y arremetieron vehementemente contra el varón, contra Lot, y se acercaron para romper la puerta. 10 Y los varones alargaron la mano y metieron a Lot en casa con ellos y cerraron la puerta. 11 Y a los hombres que estaban en la entrada de la casa, desde el menor hasta el grande, golpearon con ceguera, y desistieron de buscar la entrada. 12 Y los varones dijeron a Lot: “— ¿Aún hay alguien aquí contigo? Yerno, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar, 13 porque nosotros vamos a arruinar este lugar, porque su grito desgarrador es grande ante la faz de יהוה, y יהוה nos envió a arruinarlo. 14 Y  Lot salió y habló a sus yernos, los que habían de tomar a sus hijas, y dijo: “— ¡Levantaos! ¡Salid de este lugar! Porque יהוה va a arruinar la ciudad.” Y a ojos de sus yernos era como un burlador. 15 Y cuando el alba ascendió, los mensajeros apresuraron a Lot, diciendo: “— ¡Levanta! Toma a tu varona y a tus dos hijas, las que se hallan aquí, o seréis rasqueteados en el castigo de la ciudad.” 16 Y estando renuente él, los varones agarraron su mano, y la mano de su varona y las manos de sus dos hijas, según la clemencia de יהוה sobre él, y lo sacaron y lo depositaron fuera de la ciudad. 17 Y sucedió que al sacarlos fuera, y dijo: “— ¡Escapa por tu alma! No examines tras de ti, y no te estés en toda la llanura hasta el monte ¡Escapa o serás rasqueteado!” 18 Y Lot les dijo: “—No, ahora adonai. 19 ¡Mira! Ahora tu siervo halló gracia en tus ojos, y engrandeciste tu merced que me mostraste para hacer vivir mi alma, y yo no puedo escapar al monte, no sea que me alcance el mal y muera. 20 ¡Mira! Ahora esta ciudad está cerca para bandera allí, y ella es pequeña. Huiré ahora allí. ¿No es ella pequeña y vivirá mi alma?” 21 Y le dijo: “— ¡Mira! Elevaré tu faz también sobre esto. No voltearé la ciudad de la que has hablado. 22 ¡Rápido! ¡Escapa allí, porque no puedo hacer nada hasta que llegues allí!” Por eso llamó el nombre de la ciudad Tsuar. 23 El sol salió sobre la tierra, y Lot entró en Tsoar. 24 Y יהוה hizo llover sobre Sedom y sobre Amorah azufre y fuego de יהוה desde los Cielos. 25 Y volteó las ciudades y todo el llano, y todos los habitantes de las ciudades y el brote del terreno. 26 Y su varona examinó detrás de él, y fue pilar de sal. 27 Y Ab-Raham madrugó por la mañana, al lugar donde había estado allí ante la faz de יהוה.
28 Y se inclinó sobre la faz de Sedom y Amorah y sobre toda la faz de la tierra del llano, y vio y… ¡Mira! El humo ascendía de la tierra, como el humo del horno. 29 Y fue cuando Elohim arruinó las ciudades del llano, y Elohim recordó a Ab-Raham, y envió a Lot de en medio de la destrucción, al voltear las ciudades en las que habitaba Lot. 30 Y Lot ascendió de Tsoar y se asentó en el monte, y dos de sus hijas con él, porque temió permanecer en Tsoar. Y se asentó en la cueva, él y dos de sus hijas. 31 Y la mayor dijo a la menor: “—Nuestro padre es anciano, y en esta tierra no hay varón para venir a nosotras según el camino de toda la tierra. 32 ¡Ven! Hagamos beber vino a nuestro padre, y acostémonos con él, y conservemos simiente de nuestro padre.” 33 Y aquella noche hicieron beber vino a su padre, y entró la mayor y se acostó con su padre, y él no conoció cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó. 34 Y fue al día siguiente, y la mayor dijo a la menor: “— ¡Mira! Yo me acosté anoche con mi padre. Hagámosle beber vino también esta noche y ve, y acuéstate con él, y conservemos simiente de nuestro padre.” 35 Y aquella noche también hicieron beber vino a su padre, y fue la menor y se acostó con él, y él no conoció cuándo ella se acostó ni cuándo se levantó. 36 Y las dos hijas de Lot concibieron de su padre. 37 Y la mayor dio a luz un hijo, y llamó su nombre Moab, él es el padre de Moab hasta hoy. 38 Y la menor también dio a luz un hijo, y llamó su nombre Ben-Ammí, él es el padre de los hijos de Ammón hasta hoy.

Leer Bereshit Capítulo 18 Leer Bereshit Capítulo 20