Bereshit capítulo 21

21:1 Y יהוה visitó a Sarah, como dijo, y יהוה hizo con Sarah como habló. 2 Y Sarah concibió y dio a luz un hijo para Ab-Raham en su vejez, en la fiesta solemne que Elohim le había dicho. 3 Y Ab-Raham llamó el nombre del hijo que le nació, el que Sarah dio a luz para él, Yishaq. 4 Y Ab-Raham circuncidó a su hijo Yishaq de edad de ocho días, como Elohim le había mandado. 5 Y Ab-Raham tenía cien años cuando le nació Yishaq su hijo. 6 Y Sarah dijo: “—Elohim me hizo reír, y todo el que lo oiga, reirá conmigo.” 7 Y dijo: “— ¿Quién le hubiera dicho a Ab-Raham: Sarah amamantará hijos? Pues le di a luz un hijo en su vejez.” 8 Y el niño creció y fue destetado. Y Ab-Raham hizo un gran banquete el día que Yishaq fue destetado. 9 Y Sarah vio que el hijo de Hagar la mitsrí, que le había dado a luz a Ab-Raham, se reía. 10 Y dijo a Ab-Raham: “—Expatría a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no desalojará y poseerá contra mi hijo, contra Yishaq.” 11 Y la palabra pareció vehementemente mala a Ab-Raham, por causa de su hijo. 12 Y Elohim dijo a Ab-Raham: “—No te parezca mal por el muchacho y por tu sierva. Escucha la voz de Sarah en todo lo que te dijo, porque en Yishaq te será llamada simiente. 13 Y también haré una nación del hijo de la sierva, porque él es tu simiente.” 14 Y Ab-Raham madrugó por la mañana, tomó pan y un odre de agua y lo dio a Hagar, poniéndolo sobre su hombro, y al niño, y la envió. Y anduvo vagando por el desierto de Beer-Sheba. 15 Y se acabaron las aguas del odre, y puso al crío bajo un arbusto. 16 Y anduvo y se sentó sola, cerca, a distancia de un tiro de arco, porque dijo: “—No veré la muerte del crío.” Y se sentó cerca y elevó su voz y lloró. 17 Y Elohim oyó la voz del muchacho, y el mensajero de Elohim llamó a Hagar desde los Cielos, y le dijo: ¿Qué tienes, Hagar? No temas, porque Elohim oyó la voz del muchacho que está allí. 18 Levanta, eleva al muchacho y sostenlo con tu mano, pues le haré una nación grande.” 19 Y Elohim abrió sus ojos y vio un pozo de aguas. Y anduvo, y llenó el odre de aguas y dio de beber al muchacho. 20 Y Elohim fue con el muchacho, y se hizo grande y se asentó en el desierto y fue tirador de arco. 21 Y se asentó en el desierto de Parán, y su madre tomó para él una varona de la tierra de Mitsraim.

22 Y sucedió en aquel tiempo que Abi-Mélek y Pikol, mayoral de su ejército, fueron a hablar con Ab-Raham, y dijeron: “—Elohim está contigo en todo lo que estás haciendo. 23 Júrame por Elohim, aquí y ahora, que no me engañarás, ni a mí, ni a mi progenie, ni a mi retoño. Conforme a la misericordia que hice contigo, haz conmigo y con la tierra que peregrinas.” 24 Y Ab-Raham dijo: “—Yo juro.” 25 Y Ab-Raham se quejó a Abi-Mélek por causa de un pozo de aguas, que los siervos de Abi-Mélek le quitaron. 26 Y Abi-Mélek dijo: “—No sabía que alguien hubiera hecho esto, tú tampoco me lo habías dicho ni yo había escuchado nada hasta hoy.” 27 Y Ab-Raham tomó ovejas y vacas y se las dio a Abi-Mélek, y ambos hicieron pacto. 28 Y Ab-Raham separó aparte siete corderas del rebaño. 29 Y Abi-Mélek dijo a Ab-Raham: “— ¿Qué significan estas siete corderas que separaste aparte?” 30 Y dijo: “—Que estas siete corderas tomarás de mi mano para que me seas testigo de que cavé este pozo.” 31 Por esto llamó a aquel lugar Beer-Sheba, porque allí juraron ambos. 32 E hicieron pacto en Beer-Sheba, y Abi-Mélek y Pikol, mayoral de su ejército, se levantaron y volvieron a tierra de los pelishtim. 33 Y plantó un tamarisco en Beer-Sheba, e invocó allí el nombre de יהוה El-Olam. 34 Y Ab-Raham peregrinó en tierra de los pelishtim muchos días.

Leer Bereshit Capítulo 20 Leer Bereshit Capítulo 22