Bereshit 21:1 – La obra de יהוה en Sarah

bereshit-comentario-capitulo-21-1-obra-yhvh-sarah

BERESHIT 21:1 – LA OBRA DE יהוה EN SARAH

La esposa de Ab’Raham/Abraham era estéril y tenía la menopausia, pero en Bereshit 21:1 se narra la obra de יהוה en Sarah. Y fue gracias a esta obra que Sarah tuvo un hijo.


Bereshit/Génesis 21:1 – Y יהוה tuvo en cuenta a Sarah conforme a lo dicho, y יהוה hizo por Sarah conforme a la palabra.


יהוה TUVO EN CUENTA A SARAH

Algunas versiones traducen este verso así: יהוה visitó a Sarah”. Sin embargo la idea del hebreo es más bien la que aparece en la presente traducción. Es decir, יהוה no sólo la visitó, como quien visita a un pariente o a un enfermo, sino que la tuvo en cuenta. Incluso podríamos decir que tomó nota de Sarah.

Algunas traducciones más libres aciertan al versar que יהוה “prestó atención” o “se fijó” en Sarah. Al menos captan mejor el sentido de lo ocurrido aquí, ya que no fue una simple visita, sino una consideración por parte de יהוה hacia Sarah, que tuvo lugar “conforme a lo dicho” (Bereshit/Génesis 18:10).

Cuando יהוה dijo que iba a volver no era simple palabrería, sino que estaba estableciendo un compromiso de llevar a cabo lo que estaba diciendo. Como dice la Escritura:


“La gloria de Israel no miente.” (Shemu’El Álef/1 Samuel 15:29, BTX4).


יהוה es un Dios fiel, y cuando Él dice que hará algo, podemos estar seguros de que así será. Él dijo que volvería para darle un hijo a Sarah, y en efecto volvió. De igual manera, Yehoshúa/Jesús de Nazaret dijo que volvería, y siendo el Mesías como es, podemos esperar con certeza su regreso, pues él tendrá en cuenta a los redimidos “conforme a lo dicho”, así como יהוה tuvo en cuenta a Sarah. Y esta consideración se tradujo en una acción a través de la cual vemos la obra de יהוה en Sarah.

LA OBRA DE יהוה EN SARAH FUE UN ACTO DE GRACIA

Esta parte יהוה hizo por Sarah” es una traducción correcta, pero igual de correcto sería traducir que יהוה hizo a Sarah”. La polisemia del término hebreo lo permite. Luego, lo ideal sería que tuvieran lugar ambas, ya que יהוה hizo tanto lo uno como lo otro.

Por un lado יהוה hizo algo POR Sarah. Estamos hablando de una mujer estéril a la que le había cesado la costumbre de las mujeres (Bereshit/Génesis 18:11), es decir, tenía la menopausia. En ese estado no se podía esperar nada de Sarah. Era absolutamente incapaz de engendrar vida, no podía ser madre, y esto tenía serias implicaciones en su tiempo. Cuando יהוה le otorgó el don de la fertilidad, יהוה hizo algo en favor de Sarah, pues de ese modo le estaba dando su papel protagonista dentro de la sociedad y, sobretodo, dentro del pacto como madre de la simiente prometida.

Y por otro lado, יהוה hizo A Sarah. El sistema reproductor de Sarah estaba completamente muerto, y puesto que tenía que ser madre, fue necesario que יהוה le diera vida, lo hiciera de nuevo, no sólo debido a su esterilidad, sino también a la menopausia. Así que en efecto יהוה hizo a Sarah”, al menos en todo lo referente a su fertilidad.

Y esta fue la obra de יהוה en Sarah. Él hizo algo por ella, le concedió el don de la maternidad, y la hizo a ella, recreó todo su sistema reproductor, de tal manera que la promesa fuese una realidad.

También es interesante notar que las palabras יהוה hizo” (ויעש יהוה = vyash יהוה) aparecen también en Bereshit/Génesis 3:21, momento en el cual יהוה también hizo algo por el varón y la varona, ya que los vistió con túnicas de pieles. En este sentido entendemos que así como יהוה actuó en favor del primer matrimonio, así también actuó en favor de este matrimonio, Ab’Raham/Abraham y Sarah, al concederles el hijo anunciado.

De algún modo es como si existiera un paralelismo entre ambos episodios, porque tanto en un caso como en otro, lo que יהוה hizo fue cubrir la vergüenza. En Adam/Adán y Havah/Eva fue la vergüenza de su desnudez y en Sarah la vergüenza de su esterilidad. Y en ambos casos también aparece la sangre. En Adam/Adán y Havah/Eva fue, de forma implícita, la de los animales que tuvieron que morir para tomar sus pieles, y en Sarah la de su menstruación. Y es que la vida está en la sangre (Bereshit/Génesis 9:4), como aquella que volvió a fluir en Sarah y le permitió engendrar, gracias a la obra de יהוה en Sarah. Una obra que fue hecha “conforme a la palabra”.

LA OBRA DE יהוה EN SARAH FUE CONFORME A LA PALABRA

En hebreo el término que se usa aquí es precisamente dbr sin el artículo, que significa principalmente palabra, aunque, dado el contexto en el que estamos, también se puede entender como declaración o promesa, ya que יהוה le había prometido un hijo a Sarah. Así pues, la obra de יהוה en Sarah fue conforme al pacto.

Y así ocurrió también con la redención que se hizo eficaz gracias a la sangre del Mesías. יהוה estaba actuando en favor primeramente de su pueblo, luego también de los gentiles, conforme a su palabra. Y es que evidentemente, Él no hará aquello que no ha prometido. Pero por el contrario podemos estar cien por cien seguros de que sí hará aquello que ha prometido. Pues tal y como vimos en el capítulo 17, Él es El’Shaddái.

Bienvenido al origen.

 

Deja un comentario