Reshit, el propósito de la creación

comentario-bereshit-genesis-1-1-reshit-proposito-creacion

RESHIT, EL PROPÓSITO DE LA CREACIÓN

Reshit es la segunda palabra que compone Bereshit/Génesis, y aunque suele traducirse por “principio”: “En el principio…”, cuando se profundiza en el hebreo, es cuando podemos descubrir en reshit, el propósito de la creación.


Bereshit/Génesis 1:1 – En el principio creó Elohim Álef-Tau los Cielos y la Tierra.


Transliteración
Bræshyt bræ ælhym æt hshmym væt hærtz.
Transcripción
Bereshit bara Elohim et ha’shamayim ve’et ha’aretz.
Hebreo consonántico no puntuado

בראשית ברא אלהים את השמים ואת הארץ׃

No obstante, como suele ocurrir con la mayoría del vocabulario hebreo, esta es una palabra polisémica. Es decir, tiene más de un significado. Sin embargo, todos y cada uno de ellos apuntan al motivo de todo cuanto existe.

RESHIT – H7225
ראשית
De lo mismo que H7218; primero, en lugar, tiempo, orden o rango (especialmente primicias).
Puede traducirse por: cabeza, comienzo, primer fruto, mayoría, nuevo, primero, primicia, principal, principio.

La raíz de esta palabra es rosh. Luego, también es interesante conocer su significado. Ya que, de algún modo nos amplía la comprensión de reshit.

ROSH – H7218
ראש
De una raíz que no se usa. Aparentemente significa sacudir, estremecer, menear; la cabeza (como que se la menea lo más fácilmente), sea literalmente o figurativamente (en muchas aplicaciones, de lugar, tiempo, rango, etc.).
Puede traducirse por: alto, brazo, cabecera, cabeza, capitán, capitel, caudillo, censo, cima, comenzar, comienzo, compañía, coronilla, cuello, cuenta, cumbre, cúspide, delantera, director, encima, encrucijada, encumbrado, entrada, escuadrón, excelente, extremo, fino, gobernador, jefe, mando, momento, número, primero, principal, príncipe, principio, punta, razón, soberano, suma, tropa, velo.

Tal y como apreciamos por las definiciones, reshit apunta a la parte principal o escogida, y en las Escrituras se usa para referirse a:

  • Los primogénitos. Ya que, son el reshit/principio del vigor, tanto de hombres como de animales (Bereshit/Génesis 49:3; Devarim/Deuteronomio 21:17).[1]
  • Las primeros frutos de la tierra. Pues, son el reshit/primicias de la cosecha (Shemot/Éxodo 23:19; 34:26; Vayikrá/Levítico 2:12; 23:10; Bemidbar/Números 18:12; Devarim/Deuteronomio 26:2, 10). Aunque, también se usa con respecto de la masa (Bemidbar/Números 15:20-21) y de la lana de las ovejas (Devarim/Deuteronomio 18:4).

Ahora bien, sabiendo que las Escrituras dan testimonio del Mesías (Juan 5:39), el reshit no sólo no es una excepción, sino que testifica por partida doble. Pues, tal y como escriben los apóstoles el Mesías es el reshit de la creación (Colosenses 1:15) y de la resurrección (Colosenses 1:18; Apocalipsis 1:5). Luego, podemos deducir que ese principio, ese reshit en el cual Elohim creó los Cielos y la Tierra, es el Mesías. Puesto que, todo fue creado por él y para él (Colosenses 1:16). De modo que, Bereshit/Génesis 1:1 se podría traducir así:


Por y para el Primogénito[2] creó Elohim los Cielos y la Tierra. (Traducción libre).


הארץואתהשמיםאתאלהיםבראראשיתב
ha’aretzve’etha’shamayimetElohimbarareshitBet
la Tierraylos Cielos*Dioscreóel PrimogénitoPor y para

Por otro lado, en las Escrituras Yisra’El/Israel también es llamado el reshit. Por ejemplo, en el libro del profeta Yirme’Yah/Jeremías dice que:


Israel era santidad a יהוה, primicias (ראשית reshit) de su cosecha, quien osaba comer de ella lo pagaba… (Yirme’Yah/Jeremías 2:3, BTX4. Énfasis añadido).


Así que, según esto podemos concluir que los Cielos y la Tierra también fueron creados por y para el pueblo de יהוה. De modo que, teniendo presente esta realidad Bereshit 1:1 podría decir algo como lo siguiente:


Por y para su pueblo creó Elohim los Cielos y la Tierra. (Traducción libre).


הארץ

ואתהשמיםאתאלהיםבראראשיתב

ha’aretz

ve’et

ha’shamayim

et

Elohim

bara

reshit

Bet

la Tierray

los Cielos

*

Dios

creó

su pueblo, “primicias de su cosecha”

Por y para

Pero, aún hay más. Ya que, las Escrituras revelan que la obediencia a la Palabra de יהוה es el reshit de la sabiduría, y lo podemos leer en el libro de los Tehillim/Salmos:


El principio (ראשית reshit) de la sabiduría es el temor de יהוה. (Tehillim/Salmos 111:10, BTX4. Énfasis añadido).


Luego, lo que nos está diciendo este verso es que la parte escogida, o principal, la parte más importante de la sabiduría es la obediencia a יהוה por medio de la fe. Por tanto, los Cielos y la Tierra también fueron creados por y para la Torah. Ya que, en ella se nos da a conocer el modo de obedecer al Eterno.[3] De modo que, Bereshit/Génesis 1:1 estaría revelando que:


Por y para la Torah creó Elohim los Cielos y la Tierra. (Traducción libre).


הארץואתהשמיםאתאלהיםבראראשיתב
ha’aretzve’etha’shamayimetElohimbarareshitBet
la Tierraylos Cielos*Dioscreóla TorahPor y para

No obstante, puesto que el reshit se usa para referirse tanto al Mesías, como a Yisra’El/Israel y también a la Torah, puede surgir la siguiente pregunta: ¿Con cuál de las tres nos quedamos? Sin embargo, la buena noticia es que no hay que escoger. Que el reshit haga referencia al Mesías, a Yisra’El/Israel y a la Torah es perfectamente y maravillosamente posible. Puesto que, para que haya un reino es necesario un rey, un pueblo y unas leyes para regirse. De igual manera, en el reino de los Cielos, el rey es el Mesías, Yisra’El/Israel es su pueblo y la Torah es la constitución.

Por tanto, regresando a Bereshit/Génesis 1:1 podemos afirmar que Elohim creó los Cielos y la Tierra por y para su reino, ese es el propósito de la creación. Pues todo fue hecho en, por y para el reshit. [4] Además, es algo a lo que apuntaba la letra Bet con su significado, ya que la casa de יהוה y su reino son términos sinónimos.

Bienvenido al origen.

Siguiente >


NOTAS:

[1] Por lo general, en la antigüedad, el hijo que nacía primero solía ser también quien tenía lo que se conoce como el “derecho de primogenitura”, o mishpat bekorah (משפט בכורה mshpt bkvrh) (Devarim/Deuteronomio 21:15-17). Sin embargo, en las Escrituras, se repiten los casos en los que, por alguna causa justificada, este derecho pasaba del primogénito a otro hijo distinto. Luego, el primer nacido era reemplazado por aquel a quien se le otorgaba el mishpat bekorah/derecho de primogenitura. En este sentido, el reshit no tiene por qué ser siempre el primer nacido, sino que aplica más bien al hijo que posee el mishpat bekorah/derecho de primogenitura, que, entre otras cosas, le otorga autoridad sobre sus hermanos.

Por otro lado, la palabra bekorah (בכורה bkvrh) tiene su raíz en la palabra bekor o bikkur (בכור bkvr), que significa primogénito o primicia, cuyo plural es bikkurim (בכורום bkvrvm), palabra que da nombre a una de las fiestas del Eterno. Sin duda, un tema de estudio apasionante y con gran riqueza.

[2] Tal y como hemos comentado en la nota anterior, el primogénito era el poseedor del mishpat bekorah/derecho de primogenitura. En este sentido, es que reshit se usa con respecto al Mesías, pues rechazamos cualquier doctrina que afirme que el Mesías viene a ser como un ángel, o a cualquier criatura inferior, siendo que en la carta a los Hebreos se deja bien claro que es superior a los mismos, pues del Hijo se dicen cosas que nunca se dijeron de los ángeles.

[3] Además, lo hizo con sabiduría. Puesto que también la sabiduría es llamada reshit (Mishlei/Proverbios 3:19; 8:22-31).

[4] La palabra ”bereshit” siempre hace alusión al principio de un reino. De las seis veces que aparece en el Tanak, cuatro están en Yirme’Yah/Jeremías 26:1; 27:1; 28:1; 49:34 y se usan para referirse al principio del reinado de un rey de Yehudah/Judá; otra más se encuentra en Yoshea/Oseas 9:10 y tiene que ver con Yisra’El/Israel, concretamente con Efraím/Efraín, lo que equivale al reino del norte; y la que nos queda es la de Bereshit/Génesis 1:1 que, tal y como hemos considerado, sin duda, apunta al reino de יהוה.

Deja un comentario