Bet, la primera letra de Bereshit

comentario-bereshit-genesis-1-1-bet-primera-letra-bereshit

BET, LA PRIMERA LETRA DE BERESHIT

Como vimos en el artículo Bereshit, el libro de los comienzos Bereshit es la primera palabra del verso 1 y Bet es la primera letra de Bereshit, una letra que, sin entrar en misterios ni cábalas, nos da dos lecciones.


Bereshit/Génesis 1:1 – En el principio creó Elohim Álef-Tau los Cielos y la Tierra.


Transliteración
Bræshyt bræ ælhym æt hshmym væt hærtz.
Transcripción
Bereshit bara Elohim et ha’shamayim ve’et ha’aretz.
Hebreo consonántico no puntuado

בראשית ברא אלהים את השמים ואת הארץ׃

La primera lección nos la da con su forma.

En hebreo las palabras se leen de derecha a izquierda. Así que, según este orden de lectura, la letra Bet, la primera letra de Bereshit/Génesis, está cerrada por tres lados y abierta únicamente en el frente. Para que nos entendamos, es como un callejón sin salida, parecida a la letra “C”, pero algo más cuadrada.

De manera que, si estuviéramos en su interior, no podríamos ir hacia arriba, los Cielos, no podríamos ir hacia abajo, el abismo, y tampoco podríamos ir hacia atrás, lo que hubo antes de la creación. Luego, la única dirección en la que podríamos avanzar sería yendo hacia adelante, y lo que hay delante de la Bet son las siguientes letras de la Torah. Es decir, la revelación de יהוה. En otras palabras, tal y como dijo Mosheh/Moisés:


Las cosas secretas pertenecen a יהוה nuestro Elohim; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley. (Devarim/Deuteronomio 29:29).


En este verso se mencionan dos categorías de cosas. Por un lado, las secretas, por otro, las reveladas. Las primeras no pertenecen a ningún rey, a ningún sabio, ni a ningún iluminado. Las cosas secretas son propiedad única y exclusiva de יהוה. Sin embargo, con la segunda categoría ocurre lo contrario. Las cosas reveladas, la Torah según el contexto, esas sí son para nosotros y para nuestros hijos. Es decir, la Torah nos pertenece, nos fue entregada por יהוה. Pero, Él lo hizo con una finalidad: “para que cumplamos todas las palabras de esta ley.” En otras palabras, el Eterno, bendito sea, en su misericordia, le dio la Torah a nuestro pueblo para que le obedezcamos.

DEVARIM/DEUTERONOMIO 29:29

1. COSAS SECRETAS

2. COSAS REVELADAS

Pertenecen a יהוה

Son para nosotros y nuestra familia

Son para obedecer

Y la enseñanza que hay detrás de la forma de la letra Bet, siendo la primera letra de Bereshit/Génesis, es precisamente esta: la única manera de avanzar es atendiendo a lo revelado. Es más, si pudiera hablar nos diría algo como:

“Hacia arriba, hacia lo que hay en los Cielos, no puedes ir. Tampoco te es permitido ir hacia abajo y conocer los abismos. Y hacia atrás, hacia lo que hubo antes de mí, ni siquiera te está permitido mirar. יהוה te lo impide con la forma que me dio. Porque las cosas secretas le pertenecen sólo a Él”.

Por tanto, aprendamos esta lección, adiestremos nuestras mentes y corazones por el espíritu que nos ha sido dado, para no ir más allá de lo revelado, asumamos el grado de ignorancia que nos corresponde sobre las cosas secretas de יהוה, y conozcamos tan bien como nos sea posible las reveladas, para obedecer a יהוה nuestro Elohim, por la fe en sus promesas.

La segunda lección nos la da con su significado.

A diferencia de las letras de otros alfabetos, las letras hebreas tienen significado por sí mismas. Luego, Bet no es una excepción. Ya que es una contracción de bayit (בית byt), o beit según se lea, su significado es casa[1] y denota una estructura fija y estable, por lo general, como lugar permanente de habitación. En muchos pasajes, sobre todo cuando este término va acompañado del vocablo El, como una referencia a Dios, se refiere a un lugar de adoración o santuario (Shemot/Éxodo 23:19; Divrei Hayamim Álef/1 Crónicas 9:23). A menudo, bayit también se refiere a quienes moran en una casa (Bereshit 7:1).

BAYIT – H1004
בית
Probablemente abreviación de H1129; casa (en la más amplia variación de aplicaciones, específicamente familia, etc.).
Puede traducirse por: cabaña, cámara, capital, cárcel, casa, cocina, corte, dentro, por dentro, edificio, espacio, familia, habitación, hija, huésped, interior, interiormente, lado, linaje, lugar, mayordomo, meter, morada, palacio, patio, pomito (de olor), tela (de araña), templo, tienda.

Luego, puesto que la revelación de יהוה a la que tenemos que atender empieza por Bet, y su significado es casa, a lo que debemos prestar atención es a la casa de יהוה. En definitiva, de eso trata Bereshit/Génesis, y no sólo este libro, sino también toda la Escritura. Ya que, su casa es tanto el lugar donde Él habita, como también su familia, que es su pueblo, y todo ello con una relación muy estrecha con la santidad, pues la casa de יהוה es siempre un lugar de adoración, un santuario. En otras palabras, la casa de יהוה es la trama de toda la Biblia Hebrea, e incluso de los escritos apostólicos.

En resumen, si queremos saber de qué trata el Tanak, sólo necesitamos aprender las lecciones ocultas que la letra Bet, la primera letra de Bereshit/Génesis, nos da con su forma y con su significado.[2]

LAS DOS LECCIONES DE LA LETRA BET

1. CON SU FORMA

Atender u obedecer a lo revelado

2. CON SU SIGNIFICADO

La casa de יהוה

Bienvenido al origen.

Siguiente >


NOTAS:

[1] Por ejemplo, el significado y uso de Bet se ve claramente en los nombres de las siguientes ciudades: Bet-Lehem/Belén que significa “casa del pan”, o el nombre de Bet-El que significa “casa de Dios”.

[2] Para un estudio pormenorizado de tema: “La casa de יהוה en las Escrituras”, recomiendo empezar desde Bereshit/Génesis, y seguir libro por libro, teniendo muy en cuenta a su pueblo como su morada. Esto se hace extensivo a los escritos recogidos bajo el nombre de Nuevo Testamento por el cristianismo, con la salvedad que el término para “casa” en el griego, el idioma en el que fueron escritos estos textos, es “oikos”. Luego, es interesante notar la relación de “oikos” con “oikonomía”, de donde viene la palabra “economía” y que tiene que ver con administración. Por tanto, hablar de la casa de יהוה es hablar también de su administración.

Deja un comentario